0

Sus empinadas calles, sus pequeñas plazuelas y angostos callejones dan personalidad estética a la población. El Carrer Major y la Plaça de L’Ajuntament conservan todo su sabor histórico y sus casas blasonadas nos muestran su pasado señorial.

Deja un comentario

Captcha *